BAKERSFIELD, CA – El pasado martes, 8 de junio, enfrente del hospital Dignity Health Mercy del centro de Bakersfield, se llevo a cabo una manifestación pacifica en la cual miembros de la fuerza de seguridad de estos hospitales pidieron representación sindical dado a acontecimientos que ocurrieron durante la pandemia.

      “Estos hombres y mujeres se enfrentan al racismo, sexismo, acoso y no obtienen el mismo tratamiento que los otros empleados del hospital”, dijo Michelle Ross, organizadora del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio Público, (SEIU, siglas en ingles). “Ellos son miembros del equipo del hospital, y pueden indicar que el hospital les mando reutilizar el equipo de protección personal como cubrebocas, mascaras o visores”.

        Miembros de seguridad se encontraban enfrente del hospital vistiendo camisetas purpuras con amarillo y con letreros mostrando fotografías de empleados diciendo que ellos tienen el derecho a la salud y a un trajo estable y seguro.

El alcalde de la ciudad de Delano, Brian Osorio, aquí con el guardia, Javier Chávez, que estaba ahí en forma de apoyo a los empleados del hospital, ya que muchos de los residentes de Delano utilizan estos hospitales para su tratamiento médico. Foto Alfonso Sierra / El Popular

       Bryan Osorio, alcalde de la ciudad de Delano, hizo acto de presencia y de apoyo a los miembros de las fuerzas de seguridad. “Estoy aquí en forma de apoyo a los empleados de este hospital”, comento el alcalde a El Popular. “Claramente tenemos nuestro propio hospital en Delano, pero tenemos una cierta cantidad de nuestros residentes que viajan hasta Bakersfield para obtener tratamiento médico en Dignity Health”. Osorio agrego que empleados han tratado de negociar con la administración del hospital y los han puesto en espera. El tiene la confianza de que la administración va a volver a la mesa de negociaciones y que una resolución adecuada se obtendrá.

      “Estamos aquí porque queremos tener mejor protección que los otros empleados tienen, especialmente durante la pandemia del COVID-19”, comento Javier Chávez, agente de seguridad asignado a Mercy Southwest. “Nos dieron directrices sobre que tenemos que hacer, y hasta los mismos empleados no siguen estas directrices”, agrego Chávez.

     Chávez indico que lo que piden es mejores condiciones laborales, mejor salario, mejor paquete de salud. Chávez indico que empleados de Mercy, entre sus beneficios cuentan con un paquete de salud gratuito, mientras tanto, el y su familia tienen que pagar una mensualidad.

    Chávez agrego que, al principio de la pandemia, tenían problemas obteniendo equipo de protección personal, se les indico que el equipo existente era solamente para el personal médico y tenían que rogar para poder obtener el equipo que necesitaban.  Cuando obtenían equipo, fueron instruidos de que cuando salieran del cuarto de aislamiento, pusieran la mascara en una bolsa de plástico con su nombre para ser utilizada la próxima vez por ellos mismos, anteojos protectores y viseras fueron entregadas a oficiales pero con instrucciones indicando que al fin de su día, se tenían que esterilizar, poner dentro de una bolsa para que el oficial del nuevo ciclo pudiera utilizarlo, causando una violación en las pautas de salud dadas por los Centros de Control de Enfermedades de los EE. UU.

Un empleado de las fuerzas de seguridad de los hospitales sosttiene cartelones enfrente del hospital durante su manifestación Foto: Alfonso Sierra/ El Popular

       “Una vez, el presidente del hospital (Bruce Peters) entro al hospital, le pedí que se pusiera su cubrebocas, el indico que su cubrebocas estaba en su bolsillo, que iba a ir a su oficina a hacer papeleo y que cuando terminara, y fuese a la celebración del empleado, entonces se pondría el cubrebocas” comento Chávez a El Popular. Chávez indico que él fue contagiado con COVID-19, y al comunicarse con Recursos Humanos, se le dijo que regresara a trabajar porque no tenía síntomas de la enfermedad, desgraciadamente, mientras el trabajaba 12 horas diarias, su esposa y su hijo fueron contagiados del COVID-19, haciendo que no pudiesen trabajar por largos periodos de tiempo.

     “Estamos aquí pidiendo el respeto que necesitamos y que Dignity nos de la habilidad de sindicalizarnos, para obtener los beneficios que necesitamos”, agrego Chávez.

      En un comunicado de prensa obtenido por medio del Departamento de Comunicaciones de los Hospitales Mercy, se menciono que no hay nada mas importante para Dignity que la seguridad de sus pacientes y empleados, dando a ellos los recursos necesarios, incluyendo el equipo de protección personal para mantenerse seguros

       “El personal que esta participando en esta demostración informática son miembros valiosos y respetados de nuestro equipo de cuidado de la salud. Reconocemos los retos increíbles que vinieron con este ano pasado para nuestros empleados y estamos orgullosos de ellos continúan a honrar su llamado a servir y proveer las necesidades de cuidado seguro y compasionado de nuestra comunidad”, Dignity Health.

       Además, el hospital Mercy, junto con las instituciones a través del sistema Dignity Health, continúan negociaciones con la SEIU-UHC, y esperan trabajar junto con el sindicato para llegar a una meta aceptable en la mesa de negociaciones.                                                                                                                                                                                     

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *