El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) lanzó el Programa Piloto de Manejo de Casos (CMPP, por su siglas en inglés) para ofrecer asesoría legal a inmigrantes en proceso de deportación.

También se dio a conocer que el programa de Alternativas a la Detención (ATD, en inglés), que permitirá a organizaciones civiles ofrecer opciones a los no ciudadanos que no sean enviados a centros de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

“(El plan es) para garantizar que los no ciudadanos en procesos de deportación tengan acceso a información legal y otros servicios necesarios”, dijo el DHS en un comunicado.

Las alternativas a la detención dará opciones a personas solas y familias acceder a lugares de “permanencia”, mientras sus procesos migratorios en cortes avanzan o las autoridades migratorias toman una decisión.

“Este nuevo plan piloto… complementará los programas existentes de Alternativas a la Detención administrados por (ICE) e informará las mejores prácticas para el futuro”, se adelantó.

Aunque el programa tiene como beneficiarios finales a los inmigrantes, la estrategia será administrada por organizaciones sin fines de lucro y gobiernos locales “para mejorar los servicios para los no ciudadanos en los procedimientos de inmigración”, destacó la Oficial de Derechos Civiles y Libertades Civiles del DHS, Katherine Culliton-González, quien presidirá la Junta Nacional para el Programa Piloto de Manejo de Casos.

“Aliento a las organizaciones que trabajan con personas que no son ciudadanos a que se postulen para participar en la Junta Nacional del Programa”, expresó.

Los recursos se otorgarán a través de una Junta Nacional, similar al Programa de Refugio y Alimentos de Emergencia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

“Los servicios del Programa… incluirán, entre otros: servicios de salud mental; detección de tráfico sexual y de personas; programas de orientación legal; programas de orientación cultural; conexiones a servicios sociales; y servicios de planificación de la salida y reintegración para las personas que regresan a sus países de origen“, explicó el DHS.

El gobienro del presidente Joe Biden reconoce se continúa expulsando a la mayoría de los adultos solteros y a las familias bajo el Título 42, debido a la pandemia de COVID-19.

El lanzamiento del nuevo plan ocurre a pocos días de el secretario Alejandro Mayorkas reconociera una crisis en la frontera que ha impuesto récords.

El mes pasado, la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (CBP) reportó la llegada de  212,672 personas que intentaron ingresar en forma irregular por al frontera sur a Estados Unidos, eso representa un incremento del 13% con respecto a junio.

Leave a comment

Your email address will not be published.