Enfermeras urgen que nueva unión corporativa opere con el mejor interés de sus pacientes, empleados y comunidad.

 

       BAKERSFIELD, CA – Cientos de empleados de la industria médica lanzaron una protesta el pasado martes, 20 de febrero en el Hospital Mercy SouthWest, ubicado en el 400 Old River Rd en la comunidad de Bakersfield, sobre la preocupación de que el interés de sus pacientes y de la comunidad serán ignorados por Dignity Health una vez que se unifique con Catholic Health Initiatives, así formando un corporativo con el valor estimado de $28 billones.

       “Pacientes, empleados y la comunidad necesitan de ser asegurados de que este nuevo corporativo va a cuidar de ellos en el futuro” dijo Jermene Ebanks, empleada del Hospital Mercy Southwest. “Es muy fácil para un mega-corporativo de lastimar a sus empleados, pacientes y a la comunidad en el proceso en vez de invertir en ambos”, continuo Ebanks.

        La protesta en el Hospital Mercy Southwest es una de 27 otras protestas que se están llevando a cabo a través de California por enfermeras entre el 20 de febrero al 7 de marzo en los hospitales y facilidades pertenecientes a Dignity Health.  En diciembre del 2017, Dignity Health anunció sus planes de unirse con Catholic Health Initiatives, con sede en Colorado.

      En un artículo hecho por el Houston Chronicle, Kevin E Lofton, CEO de Catholic Health dijo”Nos estamos uniendo para crear un nuevos Sistema de Salud Católico, uno que tenga la posición de acelerar el cambio del enfermo al saludable a través de los EEUU”. Lofton agregó que el nuevo corporativo tendrá el talento, y la pasión para mejorar la salud de cada persona y comunidad donde dan servicio.

      Empleados quieren asegurar un contrato fuerte con Dignity Health antes de que se finalice la unión entre los dos corporativos, dado a que Catholic Health Initiatives tiene el historial de no escuchar a sus empleados y de no proveer el cuidado necesario de sus pacientes.  En el 30 de junio del 2017, CHI eliminó un total de 3,000 empleados de tiempo completo en varios hospitales a través de la nación.

      El nuevo corporativo se convertirá en el segundo sistema más grande de hospitales sin fines de lucro en los Estados Unidos, con operaciones en 28 estados, incluyendo su sede en la ciudad de Chicago.

       Casi 15,000 empleados de Dignity Health son miembros del SEIU-UHW, incluyendo 744 en el hospital Mercy Southwest y 861 en el hospital Memorial. Su contrato expira el 1º de abril del 2018.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *