Es una realidad que hasta ahora Guillermo Ochoa no ha podido estar al nivel acostumbrado, ni ha podido estar a la altura del América considerando que Óscar Jiménez y especialmente Agustín Marchesín dejaron muy en alto la batuta. Sin embargo, en el club ya atacan el problema.

En el Nido son conscientes de ello, por lo que el cuerpo técnico está trabajando de manera específica con su guardameta, lo que incluye el tema de las salidas. Si bien es cierto que hasta ahora no hay sensación de preocupación, desean que Memo pueda retomar la calidad que lo llevó a ser de los mejores porteros en los últimos dos Mundiales.

Firmes y contentos con la decisión de haber repatriado a Ochoa, al interior de las Águilas saben del proceso de adaptación que requiere un jugador que estuvo fuera del país casi una década, por lo que esperan pueda ofrecer la seguridad que exige ser portero del América.

“Memo cada día va a ir demostrando porqué llegó y la capacidad de ser el gran arquero que siempre ha demostrado, la exigencia es así, Memo lo entiende. Hoy tiene mucha más presión que cuando salió”, dijo Miguel Herrera a ESPN.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *