TAFT, CA – Es aparente que la institución federal ubicada en la comunidad de Taft no va a cerrar a fines de enero como lo habían dicho con autoridad las autoridades del Departamento de Prisiones.

     El cese a la clausura se debe a una carta escrita por el congresista californiano Kevin McCarthy que el viernes pasado dijo que en su carta le pidió al procurador general, William Barr,  y al director general del Departamento de Prisiones, la Dra. Kathleen Hawk Sawyer,  que suspendieran esta acción de clausura para el 31 de enero para dar más tiempo para discutir esta materia.

     En un comunicado de prensa, McCarthy dijo que estaba listo para juntarse con el Procurador General la próxima semana para discutir la desactivación y su por qué.

     La prisión, la cual esta siendo administrada y operada por Management & Training Corporation, tiene una capacidad de 2,500 reos, emplea a 342 personas, y contribuye $4.6 millones a la economía local.

      La decisión de McCarthy de detener esta acción viene por la preocupación de que los empleados no fueron notificados y dados la suficiente información del por que el departamento de prisiones ha decidido cerrar la institución.

     El reclusorio de Taft es una prisión federal de seguridad mínima.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *