Los Ángeles, 6 abr (EFE News).- Con más de 14.000 casos positivos de COVID-19 y casi 350 muertes relacionadas con la enfermedad, California está preparándose para otro aumento en fallecidos y contagiados esta semana, por lo que se aseguró miles de camas adicionales para lidiar con la pandemia, anunció este lunes el gobernador Gavin Newsom.

En una conferencia de prensa en el Natomas Arena en Sacramento, el antiguo hogar de los Sacramento Kings y que se está adaptando para acomodar cientos de pacientes, el demócrata advirtió que el estado tiene aseguradas 4.613 camas adicionales en sitios de atención alternativos.

“California está agregando decenas de miles de camas de hospital más, abasteciendo y distribuyendo suministros médicos y ventiladores para salvar vidas”, subrayó Newsom.

De acuerdo a los datos suministrados por Newsom, el estado registra 343 muertes relacionadas con el COVID-19, 14.336 casos positivos, al menos 2.509 pacientes que han requerido hospitalización, y 1.085 que tuvieron que ser ingresados en unidades de cuidados intensivos.

El estado espera un aumento agresivo de las hospitalizaciones en las próximas semanas, por lo que se ha propuesto agregar 50.000 camas a la capacidad hospitalaria actual de casi 75.000

El Natomas Arena es uno de varios sitios de atención alternativos que brindarán atención a pacientes menos enfermos, permitiendo así que los hospitales concentren sus recursos en aquellos con necesidades más agudas.

California está estableciendo ocho estaciones médicas federales en todo el estado y ha arrendado y reabierto dos hospitales recientemente cerrados, entre ellos el Hospital St. Vincent en Los Ángeles, que enfrenta un proceso de bancarrota, y reanudará operaciones el 13 de abril.

Cincuenta y tres de los 58 condados de California han sido afectados por el virus.

El condado de Los Ángeles ha sido el más afectado hasta ahora con 147 muertes por el COVID-19. Mientras los casos positivos alcanzaron los 6.360 según datos dados hoy por las autoridades de salud del condado.

“Tenemos algunos días muy difíciles por delante, y ahora es el momento para que todos redoblemos nuestros esfuerzos de distanciamiento físico y cuidemos a nuestros vecinos, amigos y familias que pueden estar en mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19″, dijo en una conferencia de prensa Barbara Ferrer , directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles. EFE News

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *