Miami, 8 abr (EFE News).- Exfuncionarios de inmigración criticaron este miércoles que en medio de la pandemia del coronavirus la “dura postura” migratoria de la Administración Trump conlleve riesgos para la población en general por, entre otras cosas, mantener a los indocumentados en centros de detención.

   Durante una teleconferencia, Ur Jaddou, exdirector jurídico del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), criticó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE9 continúe “algunas de sus actividades que podrían aumentar la población en detención y poner en riesgo a los agentes y al público estadounidense”.

   “Si no es incompetencia en la gestión de los increíbles recursos del Gobierno federal, es una ideología que impide que la Administración Trump pueda proteger al país en esta emergencia de salud pública”, dijo Jaddou durante la teleconferencia organizada por America’s Voice.

   “Todos los expertos en salud pública durante el último mes han dicho que, por la seguridad de los inmigrantes detenidos, el personal que trabaja allí y cada miembro de la comunidad que entrará en contacto con el personal, es fundamental que el ICE libere a la mayor cantidad posible de inmigrantes”, abundó.

   En su turno, el exdirector interino de ICE John Sandweg resaltó que los indocumentados que siguen dentro de los centros de detención, cuando el país registra ya 400.000 casos confirmados de COVID-19 y 13.000 muertes, supone “un problema de salud pública, no solo un problema de detenidos”.

   “Cada día, miles de personas ingresan, trabajan y residen en estas instalaciones, y por naturaleza son increíblemente vulnerables a las enfermedades infecciosas. El distanciamiento social es prácticamente imposible debido al espacio limitado y al elevado número de personas”, agregó.

   Destacó que existe “un riesgo significativo” de que los trabajadores, contratistas o visitantes lleven el virus a sus casas, infecten a sus familias y a la larga lo propaguen en sus comunidades.

   Sandweg precisó incluso que “es más fácil” reducir las poblaciones en los centros de detención que en las cárceles estatales y federales, “porque no es necesario haber cometido un delito para ser detenido por el ICE”.

   Jaddou añadió que en lo que respecta a USCIS, “la agencia parece paralizada para tomar medidas apropiadas, rápidas y decisivas” a fin de proteger a miles de inmigrantes que ahora están en la primera línea contra esta pandemia, entre ellos médicos, enfermeras, conserjes en hospitales y trabajadores de la construcción y suministro de alimentos.

   “En un momento en que tantos inmigrantes nos permiten refugiarnos de manera segura – trabajando en hospitales, entregando alimentos, manteniendo los canales de comunicación operativos-, nuestro sistema de beneficios migratorios debe dar el simple paso de extender los plazos (para renovar permisos de trabajo) durante la emergencia nacional”, señaló por su parte León Rodríguez, exdirector de USCIS. EFE News

      Leave a comment

      Your email address will not be published. Required fields are marked *