BAKERSFIELD, CA – El pasado martes, 7 de febrero, se llevó a cabo una junta entre la Fundación UFW y el nuevo Procurador General del Estado de California, Xavier Becerra.

      Becerra, quien tomó el lugar de Kamala Harris, vino a Bakersfield para tener pláticas entre los campesinos, la Fundación UFW y otras personas sobre los efectos de las órdenes ejecutivas que el Presidente Trump ha implementado en contra de los indocumentados y refugiados en este país.

   Becerra, de 59 años, es hijo de inmigrantes mexicanos – su madre es de Guadalajara y su padre, Manuel, nació en Sacramento pero se crió en Tijuana. Sus padres se casaron a los 18 años y se mudaron a los Estados Unidos.

      En una conferencia de prensa ante los medios de comunicación locales, Becerra indicó que el Valle Central alimenta a muchas personas, y que por eso vino a Bakersfield, a tener pláticas no solamente con los líderes de las agencias policiacas y gubernamentales, si no también con las personas que están siendo afectadas por las órdenes que ha estado firmando el Presidente de los Estados Unidos.

     “No hay nada más importante para mí que la seguridad de los residentes del Estado de California se sientan seguros en sus comunidades”, dijo Becerra.  “Muchas veces esa seguridad es violada por fuerzas, como la del gobierno federal, que nos hacen sentir inseguros, ahora, el gobierno federal está tomando acciones que yo siento violan la seguridad que hemos sentido por muchos años”.

     Becerra dijo que debemos de decirle a la gente que tenemos que seguir haciendo lo que estamos haciendo, California no vino a ser la 6º economía más grande del mundo de un día al otro, pero tenemos que seguir adelante creando nuevas empresas y nuevos trabajos.  Becerra agregó que todos tenemos que estar unidos para mejorar a California.

      En su viaje a Bakersfield, el procurador tuvo la oportunidad de juntarse con los jefes de los departamentos policiacos del condado, incluyendo al Comisario Donnie Youngblood, quien ha sido acusado de violar el Acta de Confianza, cuando deja que las personas detenidas por el Servicio de Inmigración y Aduanas estén encarceladas por más de las 48 horas de límite.  En su defensa, Becerra dijo que él ha hablado con el Comisario personalmente y que los dos esperan juntarse pronto para poder discutir profundamente varios temas que envuelven a su departamento y cárcel.

     Becerra dijo que en su junta con los jefes de policía le expresaron su preocupación sobre las herramientas necesarias para hacer su trabajo. Becerra indicó que el Departamento de Justicia es muy importante para las agencias policiacas del condado. El Departamento es el que provee los medios forenses, los archivos computarizados, la ayuda adicional que las agencias necesitan para atrapar a estos criminales. “Sin el Departamento de Justicia interviniendo en Bakersfield y en otros lugares del Condado, Bakersfield todavía tendríamos a muchos criminales en la calle”, dijo el procurador.

     En referencia a la investigación sobre acusaciones en contra del Departamento de Policía de Bakersfield y de las Oficinas del Comisario sobre la violación de los derechos civiles de varias personas en el condado, Becerra solamente dijo que no podía hacer comentario sobre esta investigación y que posiblemente pueda decir algo en un futuro cercano.

     Uno de los temas que se tocaron durante la visita del procurador era el tema de las ciudades santuario, dado a que la ciudad de Arvin quiere convertirse en esta clase de ciudad, se le preguntó al señor procurador que es lo que puede hacer el Departamento de Justicia para ayudar a estas ciudades en caso de que suceda algo. Becerra contestó “tenemos el derecho en el estado y en nuestras ciudades de proteger a nuestra gente, tenemos también la obligación de cumplir con las leyes del estado, y si estas personas son indocumentadas o son violentos, tenemos que hacer lo necesario para que la justicia imparta su castigo, en relación con las ciudades santuario, todo cae en las manos de los dirigentes de cada ciudad, ellos son los que tienen que tomar esa decisión”.

    “Yo, como Procurador General del Estado de California tengo la obligación de que las leyes del Estado de California se cumplan para la protección de cualquier ciudadano californiano”, dijo Becerra. “Porque las leyes de California no distinguen entre viejo o joven, inmigrante o ciudadano.”

     Finalmente, el señor procurador dijo que el Presidente Trump ha tomado muchas acciones retóricas que prometió durante su candidatura y las está cumpliendo ahora que es presidente. Él, como Procurador General, no hace cumplir la ley por métodos retóricos y agregó que el Presidente tiene derecho a decir lo que quiera, es su derecho bajo la primera enmienda de la constitución americana, pero eso no quiere decir que sus acciones retóricas serán utilizadas en el estado de California.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *