BAKERSFIELD, CA – Decenas de personas estuvieron presentes el martes pasado para oír y comentar sobre el primer borrador de lo que puede ser la industria marihuanera en el Condado de Kern, cuando la directora del Departamento de Planeación del Condado, Lorelei Oviatt, oficialmente presentó dos opciones a la Junta de Supervisores.

      ¿Deben las partes un incorporadas del condado prohibir la cosecha de marihuana y su venta por total? ¿O sería mejor regularla?

     Si son prohibidos, explicó Oviatt, el condado tendría que formar un departamento de agencias múltiples llamado “Grupo de trabajo sobre la aplicación de la actividad de cannabis” que le costaría al condado entre $1.2 y $2.7 millones anuales, de los cuales no se sabe de dónde vendrán estos fondos.

       Varias personas de los dispensarios de marihuana han hablado a favor de las regulaciones y de que se adherían a las reglas que los establecerían como un negocio legal.

      Si son reguladas, el cultivo y venta de la marihuana puede generar más de $40 millones en ingresos de impuestos a propiedad, y ventas, si es que son electas por el público.

      El Departamento de Planificación y Recursos Naturales dijo que de menos se crearían 8,750 nuevos trabajos como resultado de la industria reguladora.

      Varios miembros de la comunidad también expresaron su opinión, con la mayoría a favor de la regulación de la marihuana. Sin embargo, el supervisor del 3er distrito, Mike Maggard, se unió con varios otros para poner una sombra de dudas sobre la regulación de la marihuana.

      “Tengo muy poca confidencia… Me pueden decir todo el día de que tenemos un plan, y que va a trabajar, pero tengo muy poca confidencia de que vaya a ser efectiva. Así es que antes de que yo pueda proceder sobre esto, yo necesito mucha más información para reasegurarme de lo que aparece a ser pueda regularse”, indicó Maggard.

     La supervisora del 5º distrito, Leticia Perez, expresó sus preocupaciones sobre la seguridad del público. Perez explicó sobre la importancia de incluir a los dueños de dispensarios legítimos en la planeación y proceso de crear estas guías. “El componente de regulación individual parece ser el más significativo, como visto en grande, como poder regular esta industria con éxito; la asociación entre los miembros de la industria local que quieren un negocio legítimo y juegan por las reglas son vitales en la eliminación de los operadores ilegales, quienes tienen un impacto adverso para esta industria”, agregó Perez.

      Si los supervisores eligen regular la industria de la marihuana, el número de dispensarios será limitado a 40 en las zonas un incorporadas del Condado de Kern con un total de dos tiendas por ciudad en la zona un incorporada.

      

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *