Los Ángeles, 18 ago (EFE News).- La mala administración y la desinversión de los recursos al seguro médico público de California, (Medi-Cal) contribuyeron al impacto devastador de la covid-19 en los latinos del estado, argumenta una querella legal presentada por varios afectados, informaron este miércoles los abogados demandantes.
   La querella presentada en la Corte Superior del condado de Alameda, en el norte del estado de California, es encabezada por varios latinos afectados por la pandemia de covid-19 que no lograron obtener atención médica adecuada, explicó en un comunicado el Fondo Mexicano Americano para la Educación y la Defensa Legal (MALDEF).
   La acción legal de esta semana hace parte de una demanda presentada originalmente en 2017 alegando que el Departamento de Servicios de Atención Médica (DHCS), que es responsable de administrar Medi-Cal, ha discriminado a los participantes latinos desproporcionadamente al retirar recursos del programa durante los últimos 40 años a medida que aumentaba la proporción de latinos en la inscripción.
   La queja complementaria describe cómo el retiro de fondos al programa ha dejado a las personas con problemas de salud preexistentes en mayor riesgo ante la covid-19 y agotado los recursos médicos en los vecindarios de bajos ingresos, dejándolos mal equipados para afrontar la pandemia.
   Debido a que los latinos constituyen un porcentaje desproporcionadamente grande de la población de Medi-Cal, este mayor riesgo ha impactado de manera también desproporcionada a los latinos y a sus proveedores de atención médica.
   Thomas A. Sáenz, presidente y consejero general de MALDEF, dijo en un comunicado que “el daño a largo plazo para los latinos de California por la desinversión en Medi-Cal es sustancial”.
   “La pandemia y sus efectos devastadores en la comunidad latina son solo una ilustración preocupante de esos efectos”, añadió Sáenz, resaltando el riesgo de crear un conjunto de beneficiarios que desconfían “profundamente” del sistema.
   La queja resalta que, en comparación con los blancos, los latinos residentes de California tienen más del doble de riesgo de ser contagiados, hospitalizados o morir por la covid-19.
   La diferencia se acentúa entre grupos específicos. Por ejemplo, los latinos residentes de California entre 18 y 34 años tienen cinco veces más probabilidades de morir por contagiarse que sus pares blancos. Mientras que entre los de 20 a 54 años, los latinos tienen 8,5 más probabilidades de fallecer que los blancos.
   María León, una residente de Los Ángeles, fue una del grupo de latinos con Medi-Cal que luchó por recibir un acceso adecuado a la atención médica durante la pandemia. La latina contó que se sintió “muy asustada” cuando dio positivo a la covid-19.
   “Pero fue aun más aterrador cuando no pude hablar con un médico sobre mis medicamentos”, explicó León, quien se quedó sin medicación para sus problemas de azúcar en la sangre y su visión estaba tan deteriorada que no podía trabajar.
   MALDEF, el Centro de Aplicación y Educación de Derechos Civiles y el bufete de abogados Feinberg, Jackson, Worthman & Wasow LLP están representando a los demandantes, entre los que se incluyen varios participantes individuales de Medi-Cal y organizaciones como Healthcare Justice Division of SEIU-United Healthcare Workers West (SEIU-UHW), y National Day Laborer Organizing Network (NDLON), entre otros. EFE News

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *